Una Conferencia General Memorable

    img 2020 Intellectual Reserve

    La Conferencia General ha sido tan memorable como lo prometió el presidente Nelson seis meses atrás. Y la razón no ha sido precisamente el contexto mundial que, aunque modificó la estética acostumbrada de la conferencia, no fue suficiente para impedir que la Iglesia de Jesucristo continúe su marcha y que la obra sigua apresurándose. Varios anuncios y la participación de todos los miembros en una Asamblea Solemne son parte de la maravillosa experiencia vivida. A continuación, se presenta un resumen de todos los anuncios y momentos destacados de la Conferencia General del 4 y 5 de abril de 2020.

    Nuevas Autoridades en el Área Sudamérica Sur

    Durante la sesión del Sábado por la tarde, fueron sostenidas varias nuevas autoridades, entre ellas, tres nuevos Setenta Autoridad de Área para Sudamérica Sur.

    Jorge W. Pérez, 48 años, Chiguayante, Chile; Registrador del Templo de Concepción Chile, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; actualmente sirve como consejero en el obispado del Barrio Chiguayante; ex obispo, miembro de la presidencia de estaca y presidente de estaca; esposa: Graciela Agustina; cinco hijos.

    Robert G. Rivarola, 53 años, Asunción, Paraguay; jefe del Departamento Médico Presidencial del Ejército Nacional del Paraguay; se desempeñó como coordinador del Comité de Casa Abierta y Re Dedicación del Templo de Asunción Paraguay; ex miembro de la presidencia de estaca y presidente de estaca; esposa: María; tres hijos.

    Ricardo A. Spencer, 40, Santiago, Chile; ejecutivo de ventas de seguridad, Micro Focus; actualmente se desempeña como consejero en la presidencia de la Misión Chile Santiago Sur; ex obispo, miembro del sumo consejo, miembro de la presidencia de estaca y presidente de estaca; esposa: Kriss; cinco hijos.

    Para el listado completo de las nuevas autoridades llamadas, haga click aquí.

    Invitación a un Ayuno Mundial

    Russell M. Nelson, presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días ha hecho una invitación a los miembros de la Iglesia y a todos los que se quieran unir a un ayuno especial para el próximo viernes 10 de abril.

    El presidente Nelson indicó: “Como parte de nuestra Conferencia General de abril de 2020, hago un llamado para otro ayuno mundial. A todos cuya salud se lo permita, ayunemos, oremos y unamos nuestra fe nuevamente. En espíritu de oración, supliquemos alivio de esta pandemia global”.

    Luego agregó: “Invito a todos, incluso a los que no sean de nuestra religión, a ayunar y orar este Viernes Santo, el 10 de abril, para que la pandemia actual se pueda controlar, los profesionales de la salud sean protegidos, se fortalezca la economía y la vida se normalice”.

    Nuevo Símbolo Para la Iglesia

    Durante la sesión del sábado por la noche de la Conferencia General, el presidente Nelson, anunció un nuevo símbolo para identificar nuestra fe. Él mismo explicó el significado de este nuevo símbolo, indicando que 'Ese símbolo, que figura dentro de una piedra angular, incluye el nombre de la Iglesia. Jesucristo es la principal piedra del ángulo. En el centro del símbolo hay una representación de la estatua de mármol de Thorvaldsen, el Christus. Representa al Señor resucitado y viviente con los brazos extendidos para acoger a todo el que venga a Él. En forma simbólica, Jesucristo está de pie bajo un arco, el cual nos recuerda al Salvador resucitado cuando salió del sepulcro al tercer día después de Su crucifixión.” Un comunicado posterior del Departamento de Correlación y la División de Propiedad Intelectual de la Iglesia a los líderes especificó que, con el objeto de mantener la naturaleza sagrada del símbolo éste “debe usarse solo según lo aprobado por la Primera Presidencia y Quórum de los Doce”.

    Nueva Proclamación Para el Mundo

    La Restauración de la Plenitud del Evangelio de Jesucristo; una Proclamación para el Mundo en el Bicentenario es el nombre de la nueva proclamación al mundo realizada por la Primera Presidencia y el Consejo de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La proclamación, presentada por Russell M. Nelson en la sesión del domingo por la mañana, fue preparada en el marco de la conmemoración del bicentenario de la restauración del Evangelio. Resalta la realidad de los aspectos principales que dieron origen a esta dispensación, así como su trascendencia para todo el género humano. Con respecto a la Primera Visión remarca, “Con humildad, declaramos que, en respuesta a su oración, Dios el Padre y Su Hijo Jesucristo se aparecieron a José y dieron comienzo a la “restauración de todas las cosas” (Hechos 3:21) como se predijo en la Biblia”. Y respecto a la Iglesia confirma: “Declaramos que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, organizada el 6 de abril de 1830, es la Iglesia restaurada de Cristo, de la época del Nuevo Testamento”.

    Se puede revisar el texto completo de la proclamación aquí.

    Asamblea Solemne

    Al culminar la sesión del domingo por la mañana de la Conferencia General, el Presidente Nelson invitó a todos los asistentes, en el lugar en que estuvieran, a que se unieran a él en la Exclamación de Hosanna. Antes explicó de qué se trataba: “Es un tributo sagrado al Padre y al Hijo, que simboliza la reacción de la multitud cuando el Salvador hizo Su entrada triunfal a Jerusalén. También reafirma lo que el joven José experimentó ese día en la Arboleda Sagrada; esto es, que el Padre y el Hijo son dos Seres glorificados a quienes adoramos y alabamos”. Lo experimentado luego de la exclamación y la música del Coro del Tabernáculo de la Manzana del Templo, fue un momento sagrado y personal para cada uno de los que participaron desde distintos lugares del mundo.

    Nuevos Templos

    Al concluir la Conferencia General N°190, Russell M. Nelson anunció la construcción de ocho nuevos templos en diferentes lugares del mundo. Antes de mencionar los lugares reflexionó: “Podría parecer extraño anunciar templos nuevos cuando todos los templos están cerrados por un tiempo”. Y luego invitó: “Les suplico que utilicen este tiempo en que los templos están cerrados para seguir llevando una vida que los haga dignos de entrar al templo, o para que logren la dignidad requerida para ello”, agregando: “Hablen sobre el templo con su familia y sus amigos. Puesto que Jesucristo es el elemento central de todo lo que hacemos en el templo, al pensar más en el templo estarán pensando más en Él”. Los templos anunciados son los siguientes:

    •  Dubai, Emiratos Árabes Unidos

    •  Bahía Blanca, Argentina

    •  Shanghai, República Popular de China

    •  Lubumbashi, República Democrática del Congo

    •  Pittsburgh, Pennsylvania, Estados Unidos de América

    •  Tallahassee, Florida, Estados Unidos de América

    •  Benin City, Nigeria

    •  Syracuse, Utah, Estados Unidos de América