PROGRAMA DE PARTICIPACIÓN DE MIEMBROS

Una Casa de Orden, una casa de Dios.

1

La presidencia del Área Sudamérica Sur anuncia una serie de recursos comunicacionales que serán de gran ayuda en la labor de recordar y motivar a los miembros de la Iglesia en sus responsabilidades relacionadas con el uso y cuidado de los centros de reuniones y otras propiedades de la Iglesia. Se distribuirá un set de materiales de apoyo durante los meses de marzo y abril.


“Se invita a los miembros de la Iglesia a participar en la limpieza de sus centros de reuniones, de tal manera que mediante su sacrificio lleguen a honrar, respetar y amar estas hermosas casas de adoración”.

Obispo H. David Burton

Organización del programa

El Obispado Presidente ha invitado a los miembros de todo el mundo a participar en la limpieza y el cuidado de los centros de reuniones. Los líderes locales y el representante de propiedades del edificio organizan y dirigen esa labor, enseñan a los miembros a sentir reverencia por esos sagrados lugares. El presidente de estaca llama a un representante de propiedades de estaca, quien enseña e implementa normas de uso y cuidado de los edificios, realiza inspecciones y distribuye llaves. Estos dos líderes de estaca dirigen a los líderes de barrio en su labor de cuidar cada centro de reuniones. Bajo la dirección del presidente de estaca, el obispo es responsable del uso, cuidado y protección del edificio donde se reúne. Cada obispo debe asegurarse de enseñar a los miembros cómo cuidar el edificio. Para ayudarse llama a un representante del edificio de barrio, cuyo deber es ayudar a los miembros del barrio a participar de la limpieza y el cuidado apropiado del centro de reuniones. El liderazgo constante y dedicado es vital para el cuidado debido de los edificios.

2

Prácticas eficientes para desarrollar el programa

El representante de edificio de barrio puede enseñar a los miembros cómo cuidar el edificio y coordinar la limpieza rápida de domingo. La capacitación debe ser constante para que los miembros no olviden los principios del programa. La limpieza rápida de domingo incluye:

• Descargar inodoros y dejar secos los lavamanos.

• Vaciar cestos de basura.

• Rellenar los dispensadores de toallas y papel higiénico.

• Recoger himnarios y colocarlos en el lugar correspondiente.

• Levantar del piso papeles y demás basura.

3

Realizar inspecciones

Si inspecciona y evalúa el cuidado y la limpieza del centro de reuniones con regularidad, puede resolver los pequeños problemas antes de que sean problemas grandes y costosos.

Comenzar con una oración

Explique que limpiar el centro de reuniones no se trata de ahorrar dinero, se trata de fortalecer el testimonio y de cómo desarrollar respeto al Señor.

3

Ayudar a otros a sentirse importantes

Tenga las asignaciones listas cuando lleguen los hermanos. De a todos una asignación significativa y explique por qué es importante su trabajo. Agradezca a los miembros por el buen trabajo que hacen durante la limpieza. Pídales que le informen la labor que hicieron y los posibles problemas que necesiten solucionar.

Utilice ayudas para el trabajo

Puede darles apoyo al recordar lo que deben hacer, proporcionándoles ayudas de limpieza que enumeren las tareas a realizar.


“Por su sacrificio, ellos honrarán y respetarán y amarán estas bellas casas de adoración”.

Obispo H. David Burton
4

WhatsApp: imagen para compartir

6

Poster: para imprimir

Uso y cuidado de los edificios El cuidado del centro de reuniones se trata de fortalecer el testimonio y cómo demostrar respeto al Señor.
Limpieza rápida de domingo El representante de edificio de barrio puede enseñar a los miembros cómo cuidar el edificio y coordinar la limpieza rápida de domingo.
Limpieza semanal Se nos ha invitado a los miembros de todo el mundo a participar en la limpieza y el cuidado de los centros de reuniones.